Skip to content
Search

News & opinion

13 NOV 2018

Referéndum cancela la construcción de aeropuerto en la Ciudad de México

Anil Sawhney-RICS

Anil Sawhney FRICS

Director of Infrastructure

RICS

Debido a un referéndum en el cual participaron menos del dos por ciento de los mexicanos con derecho a voto, se canceló el proyecto de un aeropuerto en la Ciudad de Méjico cuya construcción ya había comenzado, llevando a muchos a preguntarse qué pasará con la masiva subestructura ya construida. Los burócratas no hacen comentarios, el presidente que está a punto de salir no tiene mucho para decir y el presidente electo utilizó la cancelación del proyecto como pilar de su campaña. ¿Qué pasará con los prinicpales interesados, incluyendo inversores, acreedores y contratistas del proyecto abandonado?

La comunidad empresarial no está conforme con el resultado del referéndum y pide al presidente electo que desestime la votación. El presidente electo afirma que el proyecto se vio entorpecido por "gastos excesivos y corrupción", y que al abandonar el proyecto inconcluso se ahorrarán $5 mil millones de pesos. No queda claro cómo se llevará a cabo el prepago de los bonos emitidos para financiar este proyecto tras la cancelación, ni cómo los pasajeors aéreos circularán por el aeropuerto existente, ahora desactualizado y congestionado.

Errores desde el comienzo

El proyecto de $13 mil millones para la construcción del aeropuerto tiene dimensiones técnicas, económicas, sociales y políticas que debían ser ponderadas cuidadosamente desde la etapa de concepción hasta la finalización del proyecto. Ha habido denuncias de procedimientos inadecuados en la adjudicación de contratos: cerca del 50% de los contratos investigados demostraron haber sido adjudicados sin licitación competitiva.

A falta de un estudio detallado que tal vez podría ofrecer más respuestas, sólo podemos especular que estas dimensiones no fueron estudiadas completamente al comienzo del proyecto, o que el  controversial referéndum no presentó a los votantes la totalidad de estas dimensiones. Cualquiera de las dos situaciones justifica una revisión de los fundamentos y una consideración cuidadosa de diversos aspectos de la planificación y administración de la infraestructura.

Entonces, ¿qué se podría haber hecho para detener este inquietante y costoso estancamiento (algunos estiman que al momento se completó el 30% del diseño y construcción del proyecto)?

Para evitar este punto muerto, se podrían haber utilizado normas que permiten eficiencia en la selección, entrega y control de proyectos, una reducción de costos operativos, puntos de referencia razonables y una mejora en el rendimiento de los recursos. Uno de los principales argumentos que parece haber descarrilado el proyecto son los supuestos sobrecostos (y los concomitantes alegatos de corrupción). Un paso clave en el manejo de los costos en un proyecto de esta escala es la capacidad de predecir y estimar un presupuesto con precisión en el transcurso de las fases tempranas del ciclo del proyecto. Para obtener mejores resultados, el gobierno debería insistir que se cumplan los Estándares Internacionales del Medición de la Construcción (ICMS) para estimar los costos de los proyectos.

Mantener el control del proyecto a través de los ICMS

Cumplir los estándares internacionales es el primer paso para crear una jerarquía de clasificación de costos de construcción que sea transparente, global y piramidal: desde evaluaciones globales de costos en un nivel alto, hasta mediciones de costos locales en un nivel granular. Los ICMS fueron desarrollados por un equipo de 46 grupos profesionales entre los que se incluye el Royal Institution of Chartered Surveyors (RICS), y la Sociedad Mexicana de Ingeniería Económica, Financiera y de Costos (SMIEFC), para unificar el reporte de costos globales en todos los mercados, regiones y sectores. Al insistir que todas las partes interesadas, incluyendo contratistas, adopten estos estándares transparentes, el gobierno mexicano puede tener un mejor control sobre si los proyectos se desarrollan de acuerdo al plan.

La comunicación es clave

Un paso decisivo en el cumplimiento exitoso de un megaproyecto es la gestión de los interesados, especialmente la participación pública. Si el público recibe información completa y participa desde el principio del proyecto, el referéndum podría haberse evitado porque el proyecto no habría entrado en el área política durante la construcción. El RICS alienta fuertemente la gestión de partes interesadas y ofrece asistencia profesional para la gestión de colaboradores.

Al mismo tiempo, un cliente de infraestructura que está informado puede estudiar estos problemas y brindar liderazgo al proyecto, algo de gran importancia para completar proyectos de gran escala con la asistencia profesional para propietarios de proyectos del RICS.

Avanzar con el plan B

Durante la acalorada campaña política que condujo al referéndum, surgió una nueva opción. Aquellos que votaron sí para cancelar la construcción en curso en Texcoco, sugieren agregar dos pistas comerciales a una base militar aérea en la ciudad de Santa Lucía, ubicada a alrededor de 45 kilómetros de la capital. Eso implicaría mejorar el camino para llegar desde la Ciudad de México y modernizar el actual aeropuerto de 1940.

¿Se consideraron estas opciones durante la selección del proyecto del aeropuerto y durante la fase de formulación del mismo? ¿Se consideraron los aspectos económicos, sociales y ambientales? El RICS recomienda realizar un cálculo del costo del ciclo de vida de los proyectos de infraestructura, especialmente documentar el valor social de los proyectos.

Al poner en funcionamiento estándares internacionales y adoptar modelos y sistemas eficientes de entrega de proyectos y gestión comercial, el sector puede comenzar a responder por el valor social de los proyectos y recursos de infraestructura y proporcionar una evaluación holística de los impactos de los mismos en la sociedad. Incorporar el valor social en el análisis ayudará a mejorar la selección y formulación de proyectos, conduciendo a un mejor desempeño operativo de los recursos de infraestructura.

Anil Sawhney-RICS

Anil Sawhney FRICS

Director of Infrastructure

RICS

Anil Sawhney is the Director of the Infrastructure Sector for the Royal Institution of Chartered Surveyors (RICS). He leads the emerging RICS initiative and strategy on placing and positioning the Institution within the field of commercial management of infrastructure projects globally. His primary focus is on the (economic) infrastructure sector, defined by the RICS as transport, utilities, energy and similar fields. Anil is involved in the production of infrastructure sector’s body of knowledge, standards, guidance, practice statements, education, and training. He’s also a Visiting Professor at Liverpool John Moores University in the UK. Dr Sawhney is also a Fellow of the Royal Institution of Chartered Surveyors (FRICS) and a Fellow of the Higher Education Academy (FHEA) of the UK. Anil has a rich mix of academic, research, industry and consulting experience gathered working in the USA, India, Canada, the UK, and Australia.

More from Anil